Leonel es el camino malo pero el pastor dice que es el hijo del d…

0
45

Dice el viejo dicho popular que “todo lo que va viene”.

Y no hay mal que dure “Doce años” ni pueblo que quiera volver repetirlo —algo así es que dice un nuevo dicho—.

El Dr. José Fco. Peña Gómez nunca logró alcanzar la presidencia de la República, muy a pesar de ser el más grande líder de masas que jamás tendrá nuestro país. Muy a pesar de su gran formación en prestigiosas universidades extranjeras, muy a pesar de ser un poliglota, muy a pesar de ser un gran internacionalista respetado en todo el mundo, muy a pesar de sus buenas intenciones.

Al parecer en nuestro país, tienen mejor suerte los líosos, la gente mala. Los xenófobos y blanquitos de almas negras. La gente con muy malas intenciones, los perversos de la política dominicana.

El Dr. Peña Gómez nunca logró el poder debido a una gran conspiración en su contra, orquestada por Los Vinchos, quienes nunca le sacaron el guante, con todo tipo de acusaciones falsas y malsanas, en donde el tema del narcotráfico era lo de menos  —y vea cómo es el destino, en las elecciones pasadas Los Vinchos sólo sacaron cero punto tres porciento (0.3%)  y un solo regidor a nivel nacional (en Barahona) el cual está preso, acusado de lo que ellos entonces acusaban a los del camino malo—.

Uno no entiende cómo es que en nuestro país haya gente tan mala, haciendo política de la sucia, y nuestra sociedad aún siga poniéndoles atención. Como si nada.

Todos recordamos aquel slogan de campaña de “El camino malo” que benefició a un “poveraccio” —hoy con ínfulas de grandeza—, un diletante, que mal gobernó por 12 años (4+8), sólo porque se le proclamó como “el camino nuevo”.  Y sobre todo porque contó con el apoyo del Dr. Joaquín Balaguer, dada la coyuntura política de ese entonces, muy a pesar de las diabluras que Lío-nel había dicho y escrito contra el presidente Balaguer.

También, hay que decirlo, Lío-nel Fernández llegó al poder, por el desprendimiento —y hasta exceso de confianza— del Dr. José Fco. Peña Gómez, al optar por llamar a nuevas elecciones, a pesar del acuerdo propuesto de gobernar dos años él y dos años el Dr. Balaguer.

Así llegó Lío-nel a ser presidente. Por chepas del destino. Y gracias a una sucia conspiración orquestada por los Vinchos, en la que también convencieron a su primo Luis “A-di-bi-na-der” de que traicionara a Peña Gómez y se sumara a aquel engendro diabólico, tan dañino para el país, que dio pies a la peor crisis moral por la que ha pasado nuestro país.

Son Luis y su padre quienes, al sumarse y dar su apoyo, dan legitimidad a esa campaña sucia y despiadada contra el Dr. Peña Gómez para favorecer a Lío-nel —Pero hay una otra cosa, igual de repugnante, que hoy observamos; no sabemos si es por ignorancia y falta de consciencia o por necesidad y es el hecho de que varios hijos del Dr. Peña Gómez hoy estén con Luis o con Lío-nel—.

Así que no sorprende a nadie la gran coincidencia de con quien ha hecho Adibinader un maridaje político, de nuevo, a cambio de impunidad y castigo para los demás. Hay gente que no ha entendido que Lío-nel y Luis son un verdadero peligro para el país.

¿Quién cree usted que serían los abogados que someterían a todos los Danilistas en un eventual triunfo de Lío-nel o Adibinader? —Los ejecutores de la noche de los cuchillos largos—.

¡Serían Los Vinchos! Los socios de Lío-nel y primos de A-di-bi-na-der.

Parece que no es porque sí que en estos días un pastor de nombre Rafael Ramírez Martínez, declara a Leonel Fernández como el mismo hijo de satanás. Todas las iglesias ya se han dado cuenta de lo que este patrón del mal representa para la RD. Es una verdadera amenaza para la buena moral de las futuras generaciones.

Puedes ver en YouTube —a partir del minuto 22— todo lo que dice el pastor que hace Lío-nel y sus malos espíritus:  https://www.youtube.com/watch?v=THmiM8d3nes

Lío-nel es el responsable de una gran crisis y deterioro moral cuyas consecuencias aún estamos pagando. Y no hablamos solo de la proliferación del Narcotráfico, que con orgullo el asesor antidrogas (Vi´cho Castillo) presentaba casi como un gran logro haber llegado a los 35,000 puntos de drogas, sino también a la alta tasa de delincuencia y criminalidad que, como consecuencia hoy tiene el país, cuyos crímenes son cometidos por jóvenes nacidos en la segunda mitad de los noventas.

Estamos seguros que, si la sociedad dominicana se hubiese opuesto a dicha campaña, muy probablemente hoy tendríamos una sociedad más ética y responsable consigo misma.

Ahora resulta que, a pesar de la suficiente cantidad de evidencia empírica, tras haber observado 12 años de desgobierno, en el que no se resolvió un solo de los 12 problemas vitales para el desarrollo del país, sino todo lo contrario; Lío-nel y su grupo de bandidos (varios ex convictos), en su mente diabólica, creen que pueden volver a engañar a este país.

La dolorosa experiencia de esos 12 años ha demostrado que EL NUEVO CAMINO, de entonces, resultó ser EL CAMINO MALO.

El camino malo, es un camino construido y transitado por gente muy diabólica y muy perversa, que todo dominicano creyente y no creyente debe cerrar, esta vez de manera definitiva y para siempre.

Esta ya no es una simple lucha política, es la lucha del bien contra el mal.

[email protected]

Fuente: almomento.net

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí